La vida asistida es calidad de vida



El Alzheimer es una de las demencias más delicadas cuando se encuentra en etapas avanzadas; muchos pacientes empiezan a requerir cuidados las 24 horas del día. También pueden presentar otros síntomas como incontinencia o cambios drásticos en su personalidad, tornándose agresivos. Es allí cuando se llega a un punto en que el cuidador no puede proveerle todas las atenciones necesarias desde casa y la calidad de vida tanto del paciente como de sus familiares empieza a comprometerse. Si tú o un ser querido están teniendo una difícil batalla física y emocional contra el Alzheimer u otros tipos de demencia, considera la opción de la vida asistida, teniendo en cuenta los aspectos de los que hablaremos a continuación:

  • Calidad de vida: esta enfermedad compromete mucho la salud física de los pacientes, limitando su movimiento, nutrición y otras funciones básicas. Muchos centros especializados en el cuidado de pacientes con Alzheimer cuentan con enfermería y doctores las 24 horas del día, así que en cuanto a la salud estas instituciones prometen un cuidado especial y personalizado, pues también cuentan con áreas de recreación al aire libre, personal totalmente capacitado para tratar de la mejor manera a su ser querido, además de estar en contacto con diferentes personas que comparten sus mismas condiciones.

  • Seguridad: para muchas personas este es el aspecto más importante que debe considerarse si el paciente ya no se encuentra seguro en su entorno, en especial si alguna vez se ha extraviado; pues es una situación que tiende a repetirse en este tipo de casos. De igual manera, si tu casa tiene escaleras o algún sector que represente un peligro inminente para la persona es recomendable considerar un centro de vida asistida; estos permiten que las personas con trastornos neurocognitivos se encuentren en espacios seguros, con supervisión durante el día y la noche y sin potenciales riesgos a accidentes.

  • Carga del cuidador: esta enfermedad neurocognitiva no solo consume al paciente, también al cuidador; en todas las etapas del Alzheimer el descanso se convierte en algo utópico, despertarse en la noche se vuelve parte de su rutina y con el tiempo empiezan a aparecer las secuelas físicas y emocionales. Algunos cuidadores dejan sus carreras profesionales para dedicarle el 100% de su vida al afectado, sin embargo, existen más posibilidades y requerir ayuda es algo normal. Aquí es cuando notarás que la opción de la vida asistida no solo transforma la vida de la persona con Alzheimer sino la del cuidador.


La vida asistida mejora notablemente la calidad de vida de los adultos mayores, especialmente de aquellos con Alzheimer y otras demencias. En Pura Vida contamos con espacios adaptados para la comodidad y seguridad de cada uno de ellos. Además, garantizamos la atención integral 24/7 por medio de nuestros profesionales de la salud. Nuestras sedes se caracterizan por ser lugares cálidos, cómodos, con atención especializada y rodeado de espacios naturales ideales para la vida asistida del adulto mayor. En Pura Vida cuidamos a los que amas.


Conoce todos nuestros servicios para el cuidado del adulto mayor aquí.