La Danzaterapia, una actividad de Emociones


La danzaterapia es un método en el cual se quiere integrar la parte emocional y la parte física para poder mejorar la salud de la persona con Alzheimer. Esta actividad no trata solamente de bailar, esta genera una comunicación muy profunda con el interior de la persona a través del movimiento del cuerpo. Por medio de ella tú te encuentras contigo mismo, unes tú salud física y emocional proporcionándoles unidad.


Ella tiene múltiples vías para desarrollarse, puedes usar teatro, expresión corporal, danza o calidades de movimiento. Ten siempre en cuenta que debemos estar abiertos a usar diferentes herramientas porque lo que yo puedo necesitar no es lo que necesita el otro. Es importante que le preguntes sus necesidades para poder realizarla, de esta manera podrás pensar en ciertos movimientos que lo beneficien.


En un principio la actividad puede verse rechazada por las personas, pero con el transcurso de la actividad ellas empiezan a sensibilizarse más y a moverse en el espacio. Se tiene una comunicación no verbal hermosa, se realiza un acercamiento mucho más profundo y ellos empiezan a sentirse bien consigo mismos.


¿CÓMO SE REALIZA?


Es importante antes de ejecutar la actividad realizar un reconocimiento de las personas, esto quiere decir descubrimos quienes somos, entonces nos ubicamos mirando a los ojos a la persona para que él nos vea y nos reconozca como su igual. Después de este momento cerramos los ojos, y le pedimos que sin abrirlos recuerde como se encuentra vestido. Seguidamente, le pedimos que los abra y se vea, le pedimos que cierre nuevamente los ojos y que nos describa cómo está vestido quienes lo acompañan. Para finalizar nos saludamos con un gesto que venga desde el corazón, es decir abrazándolo cálidamente y diciéndole unas bonitas palabras. A través de este ejercicio trabajamos los 4 acuerdos que son: haz siempre lo mejor, honra tus palabras, no te tomes nada personal y no supongas.


Existe una actividad realmente enriquecedora de la danzaterapia en donde todos vamos caminando por el espacio, repentinamente el líder de la actividad da una palmada, ellos se congelan y se encuentran frente a frente con una persona, en este instante deben observar los ojos del otro en detalle. Después de eso siguen caminando y se repite la acción. Se continua de esta manera la actividad hasta que el líder cambia la indicación, y pide a los integrantes que no sólo lo mire, sino que también lo abrace. La siguiente indicación integraría las dos acciones anteriores más un mensaje que salga de su corazón. Continúan caminando, esta vez el líder no les va a indicar qué deben hacer, sino que son ellos quienes escogen cuál de estas tres acciones dadas anteriormente quieren regalarle a la persona. Finalmente, recurrimos a las caras graciosas, es a partir de aquí que todos están desinhibidos y alegres, quieren encontrarse con la otra persona y quieren jugar.



Es vital que si eres tú quien va a guiar la actividad debes estar tranquilo contigo mismo. Es importante que respires antes de realizar esta actividad, escoger una música adecuada, un espacio que conecte contigo y con él, y mantente abierto a las opciones. Ser tu mismo durante la actividad es significativo para que él logre interactuar, conversa con él, ábrete a que te conozca y conócele tu a él, la confianza es muy importante para lograr el objetivo.


Ten en cuenta que estas actividades pueden llevar a la persona al llanto, esto es debido a que el movimiento desbloquea momentos de la vida que están atrapados en el cuerpo. Ante esto ábrete a la emoción y acompáñalo. Cualquier cosa puede pasar en una actividad de danzaterapia así que nuestro consejo es que sueltes el control y vivas el momento, ningúna emoción es mala y no te cohíbas ante ellas, siéntelas.

8 views