Haciendo del hogar un espacio seguro



Nuestro hogar es el espacio donde más seguros debemos sentirnos, en especial si convivimos con una persona mayor. Es por eso que a continuación te ofrecemos algunos consejos prácticos a la hora de adaptar tu casa.


Primero, detalla cuidadosamente la estructura de tu hogar. Revisa los lugares que más frecuenta el adulto mayor e identifica los peligros asociados, tales como: ventanas sin seguros, pisos resbalosos, objetos poco firmes, veladoras encendidas, entre otros. A la hora de crear un hogar más seguro encontrarás una cantidad variada de artículos que, sin duda, serán muy útiles según la habitación que desees adaptar.


Antes de iniciar, recuerda que es importante contar con la ayuda de un profesional en la materia. Estos cambios en el hogar buscan prevenir accidentes, por eso si tienes dudas o no sabes cómo instalar un objeto de manera correcta acude a un profesional que cuente con las herramientas necesarias para hacer un buen trabajo.


Baño


¿Sabías que más del 60% de los accidentes domésticos de personas mayores ocurren en el baño? Por eso es fundamental que este sea el primer espacio que revises, tanto el inodoro como la ducha o tina podrán adaptarse según las capacidades motrices que presente el adulto mayor.


Instalar barras de apoyo


Las barras de apoyo permitirán que la persona se sujete en caso de debilidad o si llega a resbalar repentinamente, es fundamental que el material de este objeto soporte el peso de una persona, la barra podría ser de aluminio o acero inoxidable, descartando totalmente el plástico. Si tu baño es amplio, te recomendamos crear un camino en las paredes con las barras, ten en cuenta la altura de la persona para que estas no queden muy abajo o muy arriba.


Cambiar el inodoro


Si tu inodoro es estándar o más bajo de lo normal es probable que debas cambiarlo por uno que sea más alto, esto con el fin de que la persona no se agache demás o tenga menos dificultades al levantarse del retrete.


Verificar si es necesario un asiento en la ducha


Las barras de apoyo en la entrada y salida de la ducha serán de gran ayuda, sin embargo, es importante revisar si el adulto mayor requiere un asiento a la hora de tomar un baño. Te recomendamos que este objeto sea plástico y soporte el peso de una persona adulta, también es importante el uso de los tapetes antideslizantes para evitar caídas.



Cocina


Si el adulto mayor disfruta de cocinar sus alimentos o realiza otra actividad en este espacio es importante que revises los siguientes objetos:


Estufa y electrodomésticos


Lo ideal es que el adulto mayor no manipule estos elementos.

Gabinetes y alacenas


Te recomendamos que las puertas de la alacena sean corredizas, ya que esto permitirá reducir el riesgo de que surjan accidentes por golpes o lesiones al jalar puertas atoradas. Recuerda aplicar aceite a los cajones para que estos se deslicen de manera correcta.


Si no estás en casa para supervisar el comportamiento de la persona mayor, no olvides cerrar la válvula del suministro de gas en la cocina para evitar intoxicaciones por monóxido de carbono.


Habitación


Si la habitación del