Manejar la depresión en el adulto mayor

Updated: May 18



En nuestro blog anterior hablamos sobre la depresión en adultos mayores, algunas causas y síntomas. La depresión afecta en promedio a una cuarta parte de las personas mayores de 65 años en el mundo y la mejoría de esta afectación no recae en su totalidad en un tratamiento psiquiátrico; el papel del cuidador también es fundamental. Esta enfermedad involucra tanto a quien la padece como a su entorno familiar; es por eso que en este texto te orientamos sobre qué acciones puedes realizar desde la posición de cuidador para mejorar la calidad de vida del adulto mayor.


  • Mantenerse activo física y mentalmente. Cuando nos referimos a mantenernos activos, no solo hablamos de hacer ejercicio periódicamente, sino de todas aquellas actividades cotidianas como bañarse, arreglarse, viajar, realizar alguna manualidad o dedicarse al jardín. Cuando mantenemos nuestro cuerpo y mente ocupados somos menos propensos a padecer de alguna condición mental. Es importante resaltar que si ya hay depresión las actividades deben ir aumentando progresivamente y no exigir grandes cambios desde un inicio porque podría generar frustración.


  • La nutrición es clave. Al observar a detalle las causas de la depresión, encontramos que se produce por una disminución de la serotonina en el organismo. Este compuesto es un neurotransmisor con un papel muy importante en la regulación de las emociones, la memoria y la atención. Existen distintas formas de aumentar la serotonina en nuestro cuerpo, una de ellas es consumir ciertos alimentos ricos en vitaminas C, B6, B12 y minerales.


Los nutricionistas recomiendan las comidas como la carne, huevos, cereales, frutos secos, frutas cítricas y chocolate principalmente oscuro, ya que es muy efectivo por su alto contenido en cacao, poca grasa y calorías. Recuerda controlar el consumo de alcohol. De igual manera, los alimentos altos en grasa, los refrescos carbonatos y el café o té en exceso.


  • El descanso influye en nuestro estado de ánimo. Los estudios psiquiátricos nos confirman que el 80% de las personas que padecen de depresión, experimentan problemas de sueño. Teniendo en cuenta esto, resulta fundamental ocuparse de tratar estos problemas practicando buenos hábitos a la hora de ir a la cama, como establecer un mismo horario para dormir y para despertarse en la mañana. También resulta de gran ayuda para conciliar el sueño de manera rápida: reducir la cafeína, azúcar o comidas picantes en la noche y previo acostarse no consumir mucho líquido para evitar sentir ganas de ir al baño en la noche, así como tener un ritual donde se realicen actividades relajantes.


  • Ampliar los círculos sociales. Aislarse resulta algo muy común cuando se está pasando por un cuadro depresivo, sin embargo, la soledad no es nada recomendable en estos casos. Si convives con alguien que padece de depresión, motívalo a mantener contacto con otras personas, hacer nuevos amigos, reunirse con su familia o incluso unirse a algún grupo de la tercera edad.


Esperamos que estos consejos puedan permitirte mejorar la calidad de vida del adulto mayor. Recuerda seguir cuidadosamente el tratamiento del médico tratante, observar si se presentan cambios tanto positivos como negativos y mantener una comunicación abierta frente a la salud mental. Un diagnóstico a tiempo puede salvar vidas y mejorar la calidad de vida de toda una familia.


23 views